lunes, agosto 14, 2017

jueves, agosto 10, 2017

Esperando / Santana



Imposible no sonreír al recordar tu cuerpo.

Las constelaciones

Cierro los ojos, te recuerdo dentro de mí, me estremezco. No dejo de sentir tu respiración en mi nuca, no dejo de sentir el aroma de tu cuerpo contra el mío, embistiendo, abriendo caminos, trazando círculos, inaugurando trayectorias.
Y quisiera escribirte tantas cosas, pero no me da el lenguaje y la realidad a veces tampoco alcanza.


domingo, agosto 06, 2017

La noche y la escritura

No sé porque hoy la noche y la escritura me electrizan. Hay una fuerza inusitada. Unas ganas de salir a comerme el mundo. Y vuelven las ráfagas de palabras.

US

"El placer resulta de esta organización de potencias, de esta jerarquía de funciones cuya estabilidad es necesariamente precaria. Seguimos así como un animal bicéfalo en equilibrio, hasta que yo me corro en su mano, hasta que mi mano se corre en su boca." 

(Preciado, 2008:80)

Pasolini

"¿Quién nos dio – tanto a jóvenes y viejos – el lenguaje oficial de la protesta? El marxismo, cuya única vena poética que tiene es el recuerdo de la Resistencia, y que se renueva ante la idea de Vietnam y Bolivia. ¿Y por qué me quejo de este lenguaje oficial de la protesta que me da la clase obrera a través de sus ideólogos (burgueses)? Porque es un lenguaje que nunca prescinde de la idea del poder, y por lo tanto es práctico y racional. ¿Pero la Práctica y la Razón no son las mismas divinidades que han vuelto LOCOS e IDIOTAS a nuestros padres burgueses? ¡Pobre Wagner y pobre Nietzsche! Ellos cargaron con toda la culpa. ¡Y ni hablemos de Pound!"
Carta de Pasolini a Ginsberg
Extraído de “Lumen/Avenue A”, NY. Traducción de Antonio NAZZARO para Buenos Aires Poetry, 2017.

lunes, julio 24, 2017

El abrazo del agua

Vuelvo a casa después de días entre la velocidad y la calma. Ha sido hermoso sentir el abrazo del agua primigenia sobre mi cuerpo y sobre ese abrazo el otro, el que logra abarcarme toda: tu abrazo, tu cuerpo. No puedo explicar la sensación inaudita de sentir tu piel bajo las aguas. Cierro los ojos y recuerdo la claridad y el ritmo. Quiero recordarte/nos así para siempre.

domingo, julio 16, 2017

La luz y tus palabras

Observo las nubes, de cabeza desde el ventanal. Tus palabras me conmueven, siento tantas ganas de abrazarte. He sentido el deseo agridulce y hermoso de decirte, con los ojos casi llorosos, cuanto te amo. Hoy me lo dices tù, desde un lugar bonito, frágil y extrañamente feliz . Siento deseos de abrazarte y decirte que màs allà de esas palabras I feel you.

miércoles, julio 12, 2017

Adorno

En estos días de silencio y des anudamientos internos, en esto días que las palabras solo podían dar paso a los silencios o esquirlas, en esto días de reflexión, que me he puesto en contacto con todo lo que me cimbra, con todo,incluso con aquello que no tiene palabras ni signos, aquello que pasa a espaldas del self, en esa caja negra donde pasan cosas que no sè explicar. En estos días he hurgado en lo profundo y allì he encontrado tu nombre, reluciente. Tu nombre que rompe con la grisura y la estupidez del mundo.

Me quiero quedar por ti y contigo.

Te Adorno.

(imagino nuestras risas juntas)

jueves, julio 06, 2017

Mi corazón abraza al tuyo

Después de los años y del vendaval de cosas que nos corren por la sinapsis y por el cuerpo. Después de los cuerpos y las vasijas rotas que nos sueltan los monstruos internos que nos crecieron adentro antes de conocernos. Después del después, estamos aquí y mi corazón, ese músculo complicado y helicoidial, corre hacia a ti, corre a abrazar al tuyo. Te amo.

cardiograma

escribo mi nombre, que ya no es nombre y ya no es m+io. Observo el trazo y se asemeja a un cardiograma. Me hace feliz sentir que de tanto repetir el trazo ha perdido su forma, ha perdido sus manera de decir, se ha vuelto ilegible. Entonces descanso. Entiendo y descanso. Recuerdo que mi tarea no era llamar a las cosas por su nombre, sino volverlas inteligibles al mismo tiempo que la tarea de mi escritura nunca ha sido volverme inteligible.

Volver a escribir en la lógica del desafío.

Escribir mi nombre

escribo mi nombre, cientos de veces, en papeles blancos. Un ejercicio de meditación forzada. Escribo mi nombre y poco a poco se vuelve ilegible, s¿el trazo lo desdibuja, la prisa lo desdibuja. Me siento liberada. Escribo mi nombre y ya no es mi nombre, sino una linea irregular que conecta el cerebro con las manos, escribo en tinta azul y hay un efecto hipnótico en la repetición.

Escribo y repito, re'mezclo y desaparezco. Al fin.

El crujir de las teclas

poso  mis dedos sobre las teclas y las siento temblar, crujir, estremecerse bajo mis movimientos. No sé porque pero ese sonido, este sonido, hace un efecto de código Morse en mi cabeza y despierta sensaciones y palabras. siento como si caminara bajo un cielo de letras y de repente empezara a llover y a derramarse el lenguaje sobre mi cabeza.

Hay un chispazo de lucidez, una energía enorme entre la sinapsis y las manos. Una fuerz hermosa que me hace querer escribir, aunque aún no sepa qué.