sábado, mayo 24, 2003


Despierto...

Entreabro la pupila izquierda, amanece en el hemisferio derecho de mi cerebro;
Mantengo la pupila derecha cerrada, permanece en tinieblas mi hemisferio izquierdo.

No estoy lista para tanta claridad.
EGO TRIP

Yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,
yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,
yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo
yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo,yo.

Y/O

Yo también.

Más.

jueves, mayo 22, 2003


Sísifo

Eres una suerte de Sísifo.
pero, en este mito,
la piedra eres tú.

Piedra que siempre regresa,
Héroe que siempre cae.

Lo recuerdo todo en slow motion,
la yugular saltando ferozmente,
el corazon latiendo por la boca,
los parpados pesados,
la mirada fulminante menguando...
mmm eee nnn ggg uuu aaa nnn ddd ooo
El sueño apoderandose del cuerpo
y de las encias la piedra propagandose.

Estuviste a punto de salvarte, unos individuos buscaban merecer tus balas. Pero no, el arma sigue cargada.
Quiero que corras, que pises fuerte, que tus suelas de cristal se quiebren, que la tierra sepa quien va sobre ella.
quiero que tus pies se fundan con tu calzado, que se destrocen al unísono, que resulten una sinfonia, de piel, cartilagos y sangre.

corre, corre... aqui yo te sigo cazando.
3:33 (MITAD DEL INFIERNO)

Lleva zapatos rojos con suelas de cristal, pisa pausado, lento, con gracia;
sin tocar la tierra para no lacerarse los pies con ella

Se aleja, yo tengo los ojos cerrados, pero estan inquietos, amenazan con abrirse, se entreabren, le miran...
Otra gargola para este no tiempo ni espacio.

miércoles, mayo 21, 2003

Encontre a un Rey destrozado,
lo metí a la bolsa.
Sonreí.

Hay una diferencia real entre irse y quedarse?
Ambas cosas llevan al desgaste,
ni siquiera las elecciones son respuestas,
son andar a tientas, a ciegas.

No sé por que eso me provoca felicidad.

Lo tragico siempre me ha parecido mas divertido.
Debi haberte matado...

Debi haberte matado cuando pude, cuando la idea me asalto en el sueño, cuando se me ensortijo en el cabello y se filtro a mis neuronas.

Debi habete matado con toda la ceremonia, obligarte a sucumbir.

Debi haberte matado para no verte ahora arrastrando una existencia común.

Sigues respirando, debo voltear mi cara. Me averguenzo de no haberte arrancado la cabeza...

Pero de lo que más me averguenzo es que mi fracaso me provoque una sonrisa.

Los observo, escucho sus risas, desconocidos que sonrien, que rien a carcajadas, estruendosemente...
es inevitable que surja la pregunta de si esa mueca, ese gesto facial no es un ejercicio que resulta natural despues de tanto practicarlo.

A decir verdad no puedo responder a eso, tengo una respuesta, sí, pero no es ha esta pregunta.

La respuesta es sí, lo volveria a hacer todo de nuevo, con la misma velocidad del inicio, la fugacidad de la duracion y con el final rutinario e indolente...

Ya casi es hora (3:33). Le quito el seguro a mi arma.

martes, mayo 20, 2003

Leo en la pantalla: No hay respuestas, sólo elecciones.
En efecto, asi es.
Decido jugarme y perderme,
quedarme a la ultima reparticion de cartas.

domingo, mayo 18, 2003

Un joven, Pimienta, me salta a los ojos, se atravieza entre las palabras, entre la mirada del mar y la mía.

No contaré mis secretos, no dire que me tiño el pelo con sangre; que la recolecto de las/mis heridas, de las comisuras de labios reventados, del flujo menstrual.
La recolecto y me pinto el pelo, desde hace mucho tiempo.

Una medusa necesita alimentar a sus serpientes.
La ciudad Sin Nombre me ayudará a olvidar palabras, a deshacer oraciones, a perder preguntas.
No sabré formular que el sistema de objetos organiza las diferencias sociales y dejaré de preguntarme:
¿Dónde está la realidad detras de todos los signos de la producción de la cultura, la sexualidad, las necesidades, el uso, el deseo?.

Entierro los pies en la arena y se que este espacio no es un simulacro. El mar es un niño de ojos azul-verdes, profundisimos, que me mira.

Todo esta tan sereno que me inquieta, espero haber traido suficientes balas.

Otro sueño me persigue.
Sí, tiene que ver con las uñas a medio pintar
(que todavia no recuerdo como llegaron a ese estado:
pensé, abri los ojos y alli estaban).
Sí, tiene que ver que ver con la omnipresente sonrisa
de la mujer vidente.
Ahora estoy de viaje, he anclado en la Ciudad sin nombre.
No exijas remitentes ni memoria.

Es que preguntar:¿Por qué no? siempre ha sido el reto.

Tengo que irme. sí, de nuevo.

Y empiezo a percibir el Arándano y he decidido perderme en el bosque, circundarlo.

Antes de irme la palabra abaco me detiene. A Baco. Los faunulos se hacen presentes.