sábado, diciembre 31, 2005

Rawness

Vi la carretera larga, bizarra, fulgurante a la posibilidad de abrirnos en mil partes. Mire la carretera, escuche el crujido de la rueda, reconoci la mueca, esa risa estrepitosa que a veces recuerdo o pienso que recuerdo y se que es la Otra (la muerta). Reconoci todo eso, recorde el terreno. Luego todo ceso. No paso nada. Aqui y ahora. Otra vez. Escribiendo.
Se supone que deberia ser importante escribir el ultimo dia del año. La verdad es que prefiero pasar de la premisa de Austin que enuncia: "Decir es Hacer" y pasar a la mia de Hacer es Hacer. Haré que las letras me ronden con mas frecuencia este año.

jueves, diciembre 29, 2005

Si le dijera que en la ciudad T la verticalidad desaparece junto con la Razon. Si le dijera ademas que esta ciudad crece como una gota que se estrella contra el suelo (en efecto, crece como un derrame o una metastasis). Si le contara que aqui el frio no se parece al frio, ni usted mismo se parece a usted mismo. Si le dijera que la ciudad T se llama de muchas maneras y tambien se niega al nombre. Si le dijera todo lo que no le pienso decir, pero que se trasluce en la cornea de los ojos. Si le dijera que La ciudad T es espeluznante y me hace sonreir, me creeria?

lunes, diciembre 26, 2005

Fui con ella hasta El Fin del Mundo
y El Fin del Mundo era Londres,
y El fin del Mundo era un borde,
un cafe, una casa plagada de letras.