miércoles, enero 31, 2007

Tengo la memoria más prodigiosa del mundo. Tengo la memoria, y en ella los años son segundos. Las historias no terminan.

te dije ya que siempre traduzco I can´t help myself por Soy irremediable. No es así, lo sé, me gusta equivocarme.
¿Hasta donde nos empujan las letras?

Toda palabra (escrita y/o pronunciada) no es más que una madeja de lisa violencia.

lunes, enero 29, 2007

Decido al silencio como el cicatrizador exacto.
Como la aguja que sutura las manos,
los dedos, punta a punta, línea a línea.

Confiero al no la fuerza de cerrar
(la fuerza de serrar)
She write´s¨"I´m fecing again".

Lo sé, es decir, lo siento. Lo puedo ver.
Virginie Despentes


P. ¿Escribir: "Puesto que quería ser un hombre, he tenido una vida de hombre", no es una dimisión de su propia particularidad?

R. ¿Una dimisión con respecto a qué? ¿A mi "devenir mujer"? Nunca me he sentido dueña de una misión particular por ser mujer. Desde el exterior es desde donde se me hizo comprender que mis apetitos eran masculinos. Hubiera dimitido de mí misma aunque me hubiese comportado de otra manera. Si hubiese escuchado lo que me decían: a las chicas no les gusta tocar la guitarra eléctrica, pero sí los chicos que lo hacen; a las chicas no les gusta pelearse, pero sí los hombres que se pelean; a las chicas no les gusta ganar dinero, pero sí casarse con aquellos que lo tienen... No creo por un instante en la femineidad, que sería un despliegue biológico o químico de cualidades particulares en todas las mujeres. Tampoco creo más en la virilidad que reuniría a todos los hombres. No me parece que Bruce Willis y Woody Allen se parezcan en nada. Ni tampoco Britney Spears y Angela Davis. Dividir a la humanidad en dos partes para tener la sensación de haber hecho un buen trabajo me parece bastante grotesco.


Aquí esta el nuevo feminismo. La King Kong Theorie.