viernes, enero 07, 2011

La observo por la ventana, al fondo las montanas nevadas, esta fumando, tiene esa cara de concentracion absoluta y placer. Pienso en que quiero una vida con ella. Eso me pasa todo el tiempo: quiero una vida con ella, donde sigamos siendo pero sin el malestar y el afuera. A veces pienso realemente en la posibilidad de tener una especie de vida en citas, es decir, una sucesion de momentos con ella, sin los celos ni el compromiso, donde solo exista la vibracion original de las moleculas, estos dias son asi, me despierto y el aire es limpio. Me despierto y alli estan sus ojos, su aliento, su voz.

jueves, enero 06, 2011

Ante los ojos los kilomètres nevados que se extienden en vertical. Este silencio rodeado de murmullos en lengua extrana. necesito este calor bajo la ropa en perfecto contraste con el afuera. estoy aqui sin preguntas ni expectativas, simplemente siento los alveolos mas vivos que nunca y pienso que uno puede explotar con este aire tan limpio, con este aire que nos recorre como nada antes. Las montanas que se parecen a tus ojos, presentisimos e inexcrutables.

lunes, enero 03, 2011

Para trazar los caminos que me corren con las venas no podría hacer otra cosa que hablar de fenomenología, eso es, este enamoramiento es fenomenologico. Me refiero a que es un encuentro del ojo con el objeto por vez primera, de la piel con la otra piel, de la lengua sin palabras y llenassabores (saberes) que no necesitan de narrativas. Andar a la intemperie e ir con una sonrisa firme, sabiendo que no importa, que de verdad no importa nada, que esto que funda ciudades, caminos, bosques y paisajes esta fuera de toda posible enunciación.


Es verdad. El sol del mediodía disipa cualquier duda: es verdad, hemos saltado a otra capa de tiempo. Otro año. Esta luz atravesando el vaho de las ventanas.