lunes, noviembre 25, 2013

Cuenta regresiva

Ya no sé si volver de vez en cuando o retirarme del todo. Hace muchos años que no dejaba tan solo este espacio. En aquél entonces el mundo me había partido como una rama y necesitaba mi silencio como nunca había necesitado nada. Ahora es la prisa y la espera lo que me alejan. Mi dificultad de acomodarme en un alfabeto, quizá el pudor o el egoísmo de no querer contar con detalle lo que pasa afuera. Quizá sea sólo un siglo, un ciclo que puede querer cerrarse después de 10 años de tránsito intermitente.

No estoy muy segura, pero no puedo evitar volver a esta grieta del lenguaje, a esta pared imaginaria donde mi boca dice cosas que se parecen al reverso de un secreto. Un árbol virtual en cuyo corazón vive un misterio.