sábado, diciembre 12, 2015

¿Haz escuchado cómo silva el viento en los descampados?

Me paseo por la virtualidad de las pantallas y siento que el viento sopla igual entre todas estas ventanas de virtualidad. Nos hemos ido. Estamos en un border, again and again, Vuelvo a buscar las palabras de lxs otrxs como cuando vas al parque a escuchar los susurros de los árboles y de repente los han cortado todos.

Diciembre me da siempre sodade del pasado.

Suavemente me deslizo hacia algo que desconozco, una sensación de tercero excluso, donde puedo verme siendo el robot y siendo alguien que se recuerda en la disidencia. Algo pasando alrededor de toda la prisa y todo el hartazgo. Algo como electricidad, algo como escalofrío y quizá brisa. El cuerpo consciente de sí y  de sus límites.

Sentir que me dirijo hacia un lugar que no intuyo pero que finalmente me conectará con lo que se ha quedado fuera, desplazado, algo que no eran concordante con las concesiones.

Un recuerdo, un nuevo arreglo en la ficción política de la máquina imaginaria que algunos llaman "y/o".